Clarté (1964 y 1965)

Conocemos dos ediciones suecas de las primeras grabaciones clandestinas de Chicho Sánchez Ferlosio. En la primera el gallo aparece sin contorno blanco y lleva un texto de Sköld Peter Matthis en la parte de atrás. En la segunda el gallo aparece con un contorno blanco y el texto de Matthis ha desaparecido.

En nuestra opinión, la primera edición fue publicada en febrero-marzo de 1964, ya que aparece anunciada en la contraportada del nr. 2 (marzo-abril 1964) de la revista sueca Clarté. La carpeta es de una calidad impresionante, hecha en Milatryckt AB, Stockholm. La segunda edición se debió editar en diciembre 1964-enero 1965, y se ha borrado el texto de Matthis posiblemente porque se había separado por entonces del grupo, para seguir un camino pro-chino. El disco, además, fue regalado como obsequio a los que consigan nuevos sucriptores para la revista a principios de 1965. Ambas ediciones contienen un folleto con dos grabados de Agustín Ibarrola y José Ortega (actualmente en posesión de SPM), y los textos de las canciones a máquina, en sueco y español.

Edición febrero-marzo 1964

CHICHO 1

CONTRAPORTADA

Edición finales 1964-enero 1965

2ª EDICIÓN PORTADA

R-4035151-1353078078-8871

Esta es la obra fundamental de Chicho Sánchez Ferlosio, al mismo tiempo que su primer disco y su primera grabación clandestina. Por su contenido, su historia y sus canciones estamos ante uno de los discos españoles más importantes en su género: la canción protesta.

La fecha de aparición de Canciones de la resistencia española (Clarté, Cl-001, 1964; Surbrunnsgatan 43 A Stockholm Va) en Suecia fue probablemente en febrero o marzo de 1964. En el texto de la contraportada firmado por Sköld Peter Matthis se nos da la fecha de enero de 1964, y se alude a ciertos hechos: las declaraciones a Le Monde del abad de Montserrat, Aureli Escarré, de 14 de noviembre de 1963, en las que declara que “Bakom oss har vi ej 25 år av fred utan 25 år av sager” (detrás nuestra tenemos, no 25 años de paz, sino de victoria), la carta a Fraga de los intelectuales, etc…

Estas son las seis canciones. El hecho de que sólo la primera lleve introducción del autor: “Coplas del tiempo. Primera parte: Los mineros en huelga” podría hacer pensar que estamos ante un ciclo de canciones titulado por el propio autor como Coplas del tiempo, compuesto por diferentes composiciones o “partes”. De esta forma, el título original del primer tema debería ser “Los mineros en huelga” y no “Coplas del tiempo”, como se suele decir. Sin embargo, otra posibilidad es que con “primera parte” se refiera a la primera parte de esta canción, que tendría como “segunda parte” la de “Los nuevos ministros”, que se no se consideró adecuado incluir por diferentes razones, que intentamos explicar aquí.

Esta tesis conectaría a este primer Sánchez Ferlosio con movimientos como Estampa Popular. El autor estaría dándole la vuelta al concepto de copla del franquismo (Lola Flores, etc…) para encuadrarse en la tradición de las coplas de ciego populares en versión de crónica de actualidad (“del tiempo”):

El texto de Sköld Peter Matthis es el siguiente:

Estas canciones fueron grabadas en España en el verano de 1963. Texto, música y voz son de un español, que por razones obvias tiene que ser anónimo.

Las huelgas de Asturias en 1962 fueron la primera señal de que la resistencia contra el régimen de Franco en España estaba creciendo y adoptando formas activas. El régimen sintió su seguridad amenazada e intentó recuperar su autoridad mediante procesos contra un número de personas, Ormazábal, Ibarrola y otros, que fueron detenidos durante las huelgas. Tortura, largas penas de cárcel.

Con la intención de imponer miedo y demostrar poder de decisión, el gobierno puso en escena una farsa trágica que fue el proceso contra Julián Grimau, mediante acusaciones obviamente construidas, y le ejecutó en medio de una opinión mundial consternada. Luego fueron ejecutados después de un proceso sumario otros dos, Francisco Granados y Joaquín Delgado por “actividades terroristas políticas” contra el régimen de Franco.

Sin embargo, tampoco estas ejecuciones de inocentes consiguieron evitar la aparición de nuevas huelgas de los mineros asturianos durante el verano de 1963. El régimen que ahora se siente amenazado, contraataca con su única arma: el terror policial. Para buscar apoyo en su lucha fue difundida desde Asturias información sobre algunos malos tratos policiales.

Éstos crímenes “serán, si se confirmaran, una profunda vergüenza para los que los hayan ejecutado, y nos incluiría también a nosotros si no intentáramos evitar semejantes acciones perniciosas” dice una carta dirigida al ministro de información Iribarne, firmado por 102 destacados intelectuales españoles. La información fue confirmada desde Asturias. Iribarne contestó que el deber de los intelectuales era mostrar “sentido del deber”, y sometió a los 102 a interrogaciones policiales y amenazas.

Esto hizo que otros 86 se adhirieron al texto de la primera carta. Los 188 firmantes de la carta informaron más tarde que ninguna fuerza del estado iba a poder decidir las normas de actuación de los intelectuales y que el sentido del deber es de carácter moral y es totalmente privado en su esencia.

Clarte_1_1964 anuncioclarte1963 [ Cubierta de la revista socialista “Clarté” (nr. 1/ener-febrero 1964), con grabado de José Ortega, que estará en la carpeta del disco. 2. Contracubierta de “Clarté” (nr. 3/mayo-junio 1964) con un anuncio del disco de Chicho Sánchez Ferlosio. El primer anuncio había aparecido en el nr. 2]

Incluso entre los seguidores de Franco hubo protestas. Un grupo señalado como el ala progresista del partido falangista ha emergido y en una carta al dirigente del partido, Solís, con 52 firmantes, dicen que los trabajadores no tienen posibilidades legales para reivindicar sus derechos, y dicen al final: “No hay que sorprenderse si un día los trabajadores responden con violencia a la violencia a la que se les somete”.

Los cristianodemócratas se manifiestan ahora por primera vez como un partido de la oposición. En una carta a Iribarne, firmada por algunos ex ministros y varios profesores conocidos, critican la censura de las noticias en España.

La iglesia española fue antes uno de los apoyos más seguros de Franco, y por ello hay que atribuir una importancia muy grande a la crítica fuerte que surgió de la iglesia. En las zonas mineras de Asturias los curas han atacado la censura de prensa, que consideran ha dado “una tendenciosa descripción de la amplitud e importancia de las huelgas”. 700 curas vascos han firmado una carta todavía no publicada, que de forma general protesta contra la política del régimen y que va dirigida a la Reunión de Iglesias del Mundo en el Vaticano, en el otoño de 1963. En una entrevista, el abad don Aureli Escarré, prefecto del renombrado monasterio de Montserrat, declara: “detrás nuestro tenemos no 25 años de paz, sino de victoria”; mas adelante subraya que “en Andalucía la carencia de justicia social es preocupante.” Es fácilmente comprensible que estas declaraciones son inauditas, provenientes de un destacado representante de la iglesia española.

Hoy la lucha contra el fascismo español reaccionario, que llegó al poder gracias a la maquinaria de guerra de Hitler hace 25 años, se amplía y entra en una fase más activa. Todos sabemos que el régimen de Franco será vencido, pero no morirá por sí mismo, por sí solo no ocurrirá ningún cambio. Todos los que buscan un estado democrático tienen que luchar hacia esta meta. Las canciones de este disco se han escrito y se cantan como parte de esta lucha.

A cada uno de nosotros le corresponde diseminar estas canciones, diseminar información sobre las personas que son reprimidas, explotadas y torturadas, y como aumenta el número de presos políticos en la España de hoy. De este modo podemos también nosotros eficazmente apoyar a nuestros amigos españoles, todos los que bajo circunstancias difíciles prosiguen la lucha contra la opresión, la dictadura, la represión policial y el fascismo.

La portada de este disco es originalmente un grabado en linóleo, hecho por el artista español José Ortega. José Ortega, nacido en 1921 en Arroba de los Montes (Ciudad Real), participó desde muy pronto en el movimiento de resistencia español contra el régimen de Franco, estuvo encarcelado entre 1946-1950 por actividades políticas. Ostentó en 1953-1954 una beca estatal francesa para estudios de arte, en 1955 recibió la medalla de oro en el Festival de la Juventud en Varsovia. Participa con otros artistas políticamente comprometidos en el grupo “Estampa popular” mediante el cual tiene varias exposiciones en España y el extranjero. Recibió la medalla de oro del grupo italiano independiente de críticos de arte Veruchio en 1963. Desde julio de 1962 vive en París como refugiado político.