Entrevista con Ana Guardione

529457_4038965582847_877705930_n

Esta entrevista con Ana Guardione Arranz se hizo en abril de 2014. Chicho Sánchez Ferlosio (8 abril 1940) y Ana Guardione Arranz se conocieron de adolescentes en el Liceo Italiano de Madrid, donde ambos hicieron el Bachillerato, y se casaron en 1960, cuando Chicho cursaba Derecho en la Universidad Central.

Ese mismo año tienen su primer hijo, Marcos Sánchez Guardione. El matrimonio vivía en la calle Guadalquivir nr. 7, de la Colonia El Viso, frecuentada por amigos de la universidad, la mayoría, militantes o simpatizantes del PCE, partido en el que ambos militan desde 1961.

José C. Cárdenas.- Cuando se producen las huelgas de Asturias, en abril de 1962, Chicho Sánchez Ferlosio se encontraba en el Sahara Occidental, haciendo el servicio militar, ¿cierto?

Ana Guardione.- Sí.

JCC.- ¿Es allí donde compone las “Coplas del tiempo”?

AG.- No. Las compone en Madrid, unas antes y otras después de la mili.

JCC.- Chicho tenía 22 años en 1962, de modo que habría pedido al menos dos años de prórroga antes de ir al servicio militar. ¿Fue una prórroga por estudios o tuvo algo que ver su padre? 1

AG.- Por estudios.

JCC.- ¿Es cierto que el año anterior, en 1961, ya había ingresado en el Partido Comunista de España?

AG.- Es cierto. Ingresamos los dos [en 1961].

JCC.- ¿Cuándo y cómo conociste a Chicho?

AG.- Lo conocí en el Liceo Italiano de Madrid, donde ambos estudiábamos 2.

JCC.- Sabes si Chicho colaboró con un cancionero aparecido en Italia en 1962 llamado “Canti della nuova resistenza spagnola”, que se realizó a raíz de un viaje por España de un grupo de italianos en el verano de 1961?

AG.- Conocimos a los italianos que vinieron a España y que grabaron canciones populares y de la guerra. Su disco tuvo repercusión y el gobierno lo tildó de “libelo”. Entre ellos estaba Sergio Liberovici al que volvimos a ver en Italia (creo que en el verano de 1963), más concretamente en Santa Margherita Ligure. Fue allí donde se grabaron las canciones para “Canti della nuova resistenza spagnola”.

JCC.- En este viaje a Italia, ¿grabó Chicho más canciones?

AG.- Yo creo que en Santa Margherita Ligure grabó las mismas canciones.

JCC.- Según Julio Ferrer, en septiembre de 1963, se le da una copia de la cinta al militante comunista Eduardo Arroyo, pintor que va a hacer un viaje a París para asistir, del 28 de septiembre al 3 de noviembre, en el Museo de Arte Moderno de París, a la III Bienal de París (la Biennale de Paris). ¿Qué relación teníais Chicho y tú con Eduardo Arroyo? ¿Y con algún otro artista perteneciente al PCE?

AG.- Alguien nos mencionó lo de Eduardo Arroyo, pero la cinta no se la entregó Chicho. Pienso que se la entregaría directamente el PCE. Nosotros lo conocimos, pero no tuvimos apenas relación con él. Hubo otro pintor, Pepe Ortega, con el que tuvimos relación y con el que nos encontramos en Santa Margherita Ligure. Allí nos dio las llaves de su casa en París y estuvimos pasando unos días en ella.

JCC.- Según Francisco Arriero Ranz (2011, p. 36) 3: “A raíz de la ola de solidaridad que provocaron en 1962 las torturas infringidas a varias mujeres durante las huelgas de Asturias, intelectuales próximas al PCE organizaron, con el visto bueno del partido, una manifestación de protesta que se realizó en Madrid el 15 de mayo de 1962 y que terminó con la intervención de la policía y el arresto de alguna de las participantes. Al ser liberadas, el partido convocó una reunión en casa de Ana Guardione a la que, además de la anfitriona, asistieron Carola Torres, Gabriela Sánchez Ferlosio, Josefina Arrillaga, Felicidad Orquín, Carmen Rodríguez y Dulcinea Bellido, participando en representación del PCE Julián Grimau y Francisco Romero”. ¿Estuvo Julián Grimau en tu casa?

AG.- Estuvo varias veces. Había salido de mi casa para ir a una cita y fue entonces cuando lo detuvieron [el día 7 de noviembre de 1962].

JCC.- Cuando detuvieron a Grimau, ¿estaba Chicho en Madrid o seguía en el Sahara?

AG.- Estaba en Guadalajara. Chicho estuvo seis meses en el Sahara y tres meses en un campamento militar en Guadalajara, porque le dieron servicios auxiliares por problemas en la vista, y volvió a Madrid. Creo que regresó en agosto de 1962 4.

JCC.- ¿Llegó a conocer Chicho a Julián Grimau?

AG.- No, Chicho no lo conoció.

JCC.- ¿Cómo surgió la canción a Grimau?

AG.- La canción a Grimau surgió horas después de que lo mataran [a Grimau lo mataron hacia las 6 de la mañana del 20 de abril de 1963, en el cuartel militar del barrio de Campamento], durante una reunión con amigos en nuestra casa. Estábamos todos muy afectados.

JCC.- Según Julio Ferrer, el 26 de julio de 1963, Chicho asiste junto con él a una fiesta organizada en la Embajada de Cuba en Madrid para celebrar el 10º aniversario del Asalto al Cuartel de Moncada en Santiago de Cuba. Allí conocen a una delegación de la revista Clarté de Estocolmo (Suecia). ¿Sabes algo de esa fiesta?

AG.- No. No recuerdo nada de esa fiesta, y me resulta raro, porque yo por entonces trabajaba en la Embajada de Cuba, donde estuve hasta octubre de 1964. Quizás Julio se confunda en la fecha.

JCC.- Según un informe policial, el 28 de agosto de 1963 detienen a Chicho por segunda vez (la primera vez fue en 1960 acusado de cantar una canción blasfema). La policía lo pilla “in fraganti” junto con Julio Ferrer, haciendo una pintada con la palabra “HUELGA”, en un buzón de correos [concretamente en el buzón de correos existente en las inmediaciones de la Delegación Nacional de Sindicatos, en el Paseo del Prado, hoy día, Ministerio de Sanidad y Consumo]. ¿Qué recuerdas de esto?

AG.- Tampoco recuerdo nada de eso, aunque es muy posible.

JCC.- ¿Recuerdas a los dos chicos suecos del grupo Clarté que estuvieron en Madrid en julio de 1963: Sköld Peter Matthis (1937), de 26 años y Svengöran Dahl (1939), de 24 años?

AG.- Los dos jóvenes que vinieron a casa a grabar las canciones de Chicho eran un chico y una chica. Nunca supe sus nombres.

JCC.- Dices que los suecos eran “un chico y una chica” y que hablaban “suficiente español para que nos entendiéramos”. Sin embargo, en julio de 1963 estuvieron en Madrid Matthis y Dahl, dos chicos suecos que no hablaban español. ¿No podrían haber sido italianos, o de otro país?

AG.- Los que vinieron eran suecos sin ninguna duda (un chico y una chica) y recuerdo que nos entendíamos. La memoria a veces juega malas pasadas, pero en mi recuerdo hablaban algo de español. Las canciones se grabaron en nuestra casa de El Viso.

JCC.-Matthis que había estado grabando en vuestra casa en enero de 1974. Quizá fue entonces cuando fue con la chica a hacer las grabaciones.

AG.- No estoy segura de esa fecha y a mí me parece que fue antes. Lo de que viniera con una chica cuadra con mis recuerdos.

JCC.- Si fue en enero de 1964, y según me has contado, estaríais todavía en arresto domiciliario y la policía estaría en la puerta de vuestra casa ¿Fue así?

AG.- Garantizo que cuando llegaron los suecos no estábamos en arresto domiciliario porque la policía hacía guardia en la puerta de la vivienda y no habrían podido pasar los jóvenes suecos. Ya te digo que en mi recuerdo la grabación fue anterior. ¿No podría ser que Matthis se equivocase?

JCC.- Puede ser, claro, pero Matthis es muy claro, sólo diez años después, al afirmar que estuvo grabando en enero de 1964. Algo no cuadra, cierto. ¿Estabas en la casa el día en que se realizaron las grabaciones? ¿Recuerdas algo de ese día, qué canciones se grabaron?

AG.- Sí, recuerdo que se presentaron en casa, que era gente muy agradable, que hablaban el suficiente español para que nos entendiéramos y que decidimos que la grabación se hiciera en el cuarto de baño por ser la pieza más lejana a la escalera y, en consecuencia, más segura de cara a los vecinos. No volvimos a saber nada de esos jóvenes. Recuerdo que se grabaron “Gallo negro, gallo rojo”, “Coplas del tiempo”, “La paloma de la paz”, “A la huelga”, por ejemplo.

JCC.- Según Matthis (Estocolmo, revista “Clarté”, 1974) esto fue en una “villa” en las afueras de Madrid. El Viso, supongo.

AG.- La colonia de El Viso no estaba desde luego en el centro de Madrid, aunque ya por entonces estaba bastante habitada, bien comunicada y totalmente “pegada” a la ciudad, junto a la Plaza de la República Argentina. Nuestro edificio constaba sólo de cuatro plantas y tenía dos viviendas por cada planta. La nuestra correspondía al 4º izquierda, o sea, el ático.

JCC.- ¿Te suena este magnetófono como el que se usó para grabar?

AG.- Pues sí, era ese u otro del mismo estilo. Ese parece un Grundig, que era el mejor del momento.

JCC.- Alguien me ha contado de un médico, un tal “Doctor Pato” (o algo así), que vivía en la calle Bárbara de Braganza, y la prestaba para reuniones clandestinas, en las que tocaba Chicho, y en las que se hicieron grabaciones. ¿Te suena este nombre o esta calle?

AG.- La calle Bárbara de Braganza no sólo me suena, sino que sé exactamente donde está. Pero no puedo saber a qué médico se puede referir.

JCC.- ¿Que otros amigos teníais en aquella época que frecuentaran vuestra casa?

AG.- Pues muchos, porque nuestra casa era un centro de reunión. Acudían con frecuencia Jesús Munárriz, Lourdes Ortiz, Fernando Sánchez Dragó, Rafael Sánchez Ferlosio, Domingo Dominguín, Javier Pradera y muchos más. Asiduos a nuestra casa fueron decenas, pero como es lógico se fueron repartiendo en distintas épocas. Lo fue mucho durante bastante tiempo Julito Ferrer. También Carmen Martín Gaite y otros muchos. Era una casa de puertas abierta.

JCC.- ¿Conociste a Paco Uriz y Marina Torres, que militaban en el PCE desde 1963 en Estocolmo, y eran amigos de Matthis y Dahl?

AG.- Me llegó por entonces el nombre de Paco Uriz como la persona que movió desde Suecia el asunto de la grabación.

JCC.- Según Javier Pradera 5, el 28 de septiembre de 1963, el comisario Conesa organiza una redada en la que son detenidos Fernando Sánchez Dragó, Ángel de Lucas (al que se le interviene la película), Javier Pradera Gortázar y su mujer Gabriela Sánchez Ferlosio, Julio Ferrer Mariné (por realizar unas caricaturas de Franco), Chicho y tú. ¿Qué puedes contar sobre eso?

AG.- Que nos detuvieron sin que pudiéramos saber por qué y sólo cuando nos bajaron a las celdas pudimos ir enterándonos de que otros amigos estaban detenidos. Los íbamos identificando por la voz. A mi cuñada Gabriela y a mí nos dejaron libres a las 24 o 48 horas, no recuerdo bien. A los demás los mandaron a Carabanchel donde estuvieron unos 3 meses. Luego les concedieron la prisión domiciliaria y estuvieron otros 3 meses con guardias en la puerta de casa.

JCC.- Según Lorenzo Peña 6, en enero de 1964 Chicho y tu abandonáis el PCE. Chicho se afilia al Frente de Liberación Popular y en octubre milita en el PCE-ml (Partido Comunista de España, marxista-leninista), donde está sólo 9 meses. Tú estás desde noviembre de 1964 al verano de 1965 en el PCE-ml. ¿Es eso cierto?

AG.- Chicho nunca se afilió al FLP. Lorenzo Peña debió interpretarlo así porque veíamos mucho a amigos que pertenecían a esa organización, como Julio Cerón, y nos interesaban sus puntos de vista. Ambos nos acercamos al PCE-ml después de salir del PCE, pero duramos muy poco en él, porque salimos huyendo del dogmatismo y de unos métodos que no nos gustaban. No recuerdo las fechas con precisión, pero desde luego en 1965, tanto Chicho como yo, estábamos libres como pajaritos de toda atadura a ninguna organización política.

  1. Chicho Sánchez Ferlosio era el menor de los cinco hijos del matrimonio formado por la italiana Liliana Ferlosio y por el poeta falangista Rafael Sánchez Mazas.
  2. El colegio nunca se le dio bien a Chicho, que tuvo que repetir sexto curso de primaria. En el Liceo Italiano de Madrid, que estaba en la calle Agustín de Bethencourt 1, cursó bachiller elemental y superior, aprobando sin repeticiones, aunque con tropiezos. En el curso 1958/1959 (con 18 años cumplidos) empieza la carrera de Derecho en la Universidad de Salamanca, por deseo de su padre, alojándose en el Colegio Mayor Hernán Cortés. En el curso siguiente 1959/60 se traslada de nuevo a Madrid y se matricula en la Universidad Central. En 1960 se casa en Madrid con Ana Guardione Arranz (alias Margarita), y nace su primer hijo: Marcos Sánchez Guardione. El matrimonio vive en una casa que pertenece a su madre, en la calle Hermanos Bécquer (luego se trasladarían a la colonia de El Viso, en la calle Guadalquivir), que es frecuentada por amigos de la universidad, la mayoría, militantes o simpatizantes del PCE.
  3. Francisco Arriero Ranz: “El Movimiento Democrático de Mujeres: del antifranquismo a la movilización vecinal y feminista”. Historia, trabajo y sociedad, 2, 2011, págs. 33-62
  4. Chicho debió pasar en el Sahara de marzo a agosto de 1962. En Guadalajara de septiembre a noviembre de 1962
  5. Santos Juliá: Camarada Javier Pradera. Barcelona, Galaxia Gutenberg, 2012.
  6. Lorenzo Peña: Amarga juventud: Un ensayo de egohistoria, edición propia, 2010.